DETRAS DE ESCENA: SHOW EN VIVO DE NOUMENO

,
DETRAS DE ESCENA: SHOW EN VIVO DE NOUMENO

La banda Noúmeno dio un show en vivo el pasado 7 de diciembre en Liverpool Bar y la rompio! Y no fue por casualidad, eso fue gracias a un trabajo sólido musical que ellos lograron conseguir y mantener como banda, con objetivos, con disciplina, ensayos con un propósito y pensando en qué más pueden agregar de valor a su próximo show en vivo.

Si querés ver como fue el show de Noumeno, clickea acá

Fue en ese contexto que empezamos a trabajar junto a ellos sobre la técnica y puesta en escena de su último show en vivo del 2017; pensando en qué cosas podríamos hacer para generar valor al show y que, al mismo tiempo, acompañe y refuerce el concepto musical que ellos tienen.

Tuvimos una primera reunión, con buenas cervezas, en la que hablamos sobre su identidad como banda, sobre qué estaban buscando para sus shows, tiramos las primeras ideas y nos fuimos conociendo. Nos contaron que tenían una fecha en Liverpool Bar y que les parecía que en ese lugar podían hacer algo nuevo, más allá de que tenían otras fechas pautadas en otros lugares. Al principio no estaba muy claro QUE era lo que querían como puesta en escena en su próximo show en vivo pero sí el COMO, la manera en la que íbamos a trabajar era importante para ellos como para nosotros y quedó claro desde el principio, como un pacto.

De a poco, con un trabajo en equipo, las ideas empezaron a surgir.

 

Sabíamos que en el show en vivo íbamos a trabajar sobre el sonido, las luces y video. Parte del material que se iba a proyectar ya estaba generado (lo tenían los chicos) y otra parte se armó para la fecha. Algo fundamental a tener en cuenta es que los chicos tocan con click, lo cual nos permitió trabajar, sin ningún tipo de problema, las proyecciones de los videos sincronizados con lo que sonaba en vivo.

Fuimos a varios ensayos de la banda para conocer a fondo las canciones, planos, efectos, tiempos de delay de cada canción y parámetros.

Armamos mezclas de monitoreo en la sala y en el estudio que la banda posee para ir conociendo las necesidades de cada músico. Se charló de planos y necesidades sonoras de cada integrante.

Nada fue al azar, sabíamos que no contábamos prácticamente con tiempo para una prueba de sonido en el lugar y necesitábamos hacer mucho trabajo de pre producción para achicar riesgos y utilizar el escaso tiempo que teníamos antes de tocar para que rindiera al máximo y se vea reflejado en el show en vivo el trabajo realizado.

 

CONOCIENDO EL CAMPO DE JUEGO

Fuimos al lugar a ver los shows en vivo de otras bandas para escuchar como suena el lugar, tomamos fotos y medidas de todo el escenario y alrededores para ver qué había y cómo podíamos sumar al show. A veces surgen ideas de puestas que luego hay que acondicionar y buscar una variante por las características del lugar y otras veces pasa que, al ver el lugar se te ocurren ideas copadas que pueden hacer una gran diferencia en el show en vivo.

 

EL TRABAJO TÉCNICO

 

Entramos al bar unas horas antes del show en vivo para el armado. Era una fecha compartida por lo que debíamos ser lo más rápidos posible para no interferir con la prueba de sonido de la primera banda.

 

SONIDO:

 

El lugar cuenta con una consola digital YAMAHA 01V96 y para el show en vivo utilizamos los micrófonos que también provee el lugar. No hizo falta sumar ningún micrófono más de los que el lugar tiene.

Para la batería se usó un kit de batería de SHURE y las voces fueron tomadas con el clásico SHURE SM58. Por otro lado la guitarra salió por amplificador con un SHURE SM57, y el bajo por salida balanceada a través del Eva Bass del bajista.

Los chicos usan monitoreo in-ear por lo que no utilizamos monitoreo de piso, solo utilizamos los envíos de la patchera del escenario, se levantaron los cables que entregaban señal a los amplificadores de los monitores de piso y los utilizamos para entregarle señal a los transmisores de los monitores IN-EAR, para que estuvieran lo más cerca posible de los músicos y así minimizar la posibilidad de interferencias. 

La mezcla de PA fue respetando la estética de la banda y los planos, matices y efectos previamente acordados con los chicos en ensayos anteriores.

 

LUCES:

El lugar cuenta con una puesta básica de iluminación para conciertos de 8 cabezales móviles de LED y 8 par 300 apuntando al público.

Se uso un controlador DMX Sunlite Suite manejado con el software QLight como programa de control de luces en vez de consola, ya que el lugar esta configurado de esa manera. Tampoco se adicionó ninguna luz porque contábamos con presupuesto ajustado y con lo que había, bien utilizado, pudimos hacer una muy linda puesta que fue acorde al concepto general que habíamos establecido para el show en vivo.

Muchas veces, es cómo utilizamos los recursos. Con poco pero bien usado, se puede hacer maravillas. 

 

VIDEO Y PROYECCION:

El lugar cuenta con una pantalla que se baja cuando finalizan el show en vivo porque tapa el escenario en su totalidad. Claramente no podíamos utilizarla (porque tapaba el escenario). En un momento pensamos en la opción de bajar la pantalla hasta la mitad y trabajar solo con esa superficie. Para los que no conocen el lugar, el escenario tiene la particularidad de que la batería esta situada en un piso superior al resto, un entrepiso. Era esencial bajar la batería junto con el bajo y guitarra para poder utilizar la pantalla de ese modo sin tapar al batero. Esta opción era viable ya que son un trío, por ahí, una formación más grande no hubiera entrado en un mismo plano. El lugar no nos habilitó bajar la batería por lo que decidimos colocar dos pantallas a los costados del escenario.

El lugar no esta preparado para colocar pantallas más allá de la que ya tiene, no solo porque hay que hacer toda la instalación de cero, si no que también porque no hay mucho especio a los laterales del escenario.

Luego de tomar medidas del lugar, sabíamos que las pantallas tenían que medir 2mts x 1mt. Una medida poco común. Tan poco común que no teníamos pantalla de esas dimensiones y no encontramos a nadie que las tuviera tampoco. Podríamos haber elegido una pantalla más cuadrada (mas chiquita) pero no queríamos rescindir tanta superficie.

Optamos por fabricar las pantallas nosotros mismos, de las medidas exactas que nos sirvieran, 2 metros de alto por 1 metro de ancho.

Colocamos 2 proyectores de 4500 lumens en un entrepiso frente al escenario que no estaba habilitado para el público y desde ahí proyectamos las imágenes y videos.

Los proyectores estaban conectados a una MAC con varias salidas de video mediante 2 cables VGA de 25 metros cada uno, para poder proyectar cosas diferentes en cada proyector. 

Se editaron las medidas y resoluciones de los videos para este tamaño de pantallas, los cuales salían en sincro con el click que utilizan los chicos por monitoreo in-ear.

Los softwares utilizado para los videos e imágenes y visuales fue Module8 y QLab.

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *